OTOÑO 2019Reportajes

Abandonar el tabaco sin dejar de fumar

Podcast

Video

Vape, entre la letalidad y la adicción.

El cigarro electrónico en su mayoría es utilizado como sustituto del cigarro tradicional para dejar el tabaco y reducir daños a la salud, pero especialistas aseguran que generan daños sus componentes y no sirve para dejar la dependencia al hábito.

Buen olor, buen sabor, mismo daño. Algunos de los usuarios que fuman tabaco migran al cigarro electrónico (vape), como alternativa para saciar el hábito que tenían, sin consumir todas las sustancias dañinas que parece que sólo contiene el primero.

Los fumadores creen que, al cambiar al vape, reducirán el daño de las sustancias que componen al cigarro convencional, pero no es recomendado por especialistas en salud, debido a que no se han evidenciado los efectos negativos a largo plazo.

Cuando se inhala nicotina a través del cigarro de tabaco, también se consumen más de 7 mil sustancias químicas derivadas de la combustión. Esto aumenta el daño al organismo, ya que, al menos 69 de estos químicos están asociados con el cáncer, según la revista VapeMex (distribuidora oficial mayorista en México de cigarros electrónicos), en la que se promociona el producto.

“El tabaco sí hace daño, está comprobado que tiene sustancias químicas, así como el alquitrán, entre otras cosas. En diez o quince años ya se empiezan a ver cosas feas y nel, yo no quiero llegar así cuando este grande” dice Javier Bermúdez, de 22 años; que empezó a fumar tabaco a los 17 y  vape a los 21.

Javier piensa que el vape es uno de los métodos para dejar de fumar más efectivos, porque lo que provoca que fumes, es el hábito. “A veces decimos ‘vamos por un boro’. Cuando ya no fumas es como ¿qué hago? Te quedas viendo como fuman. Entonces con el vape ahí ando fumando tal cual, pero sin ser tabaco.”

Héctor Ramírez de 22 años, que fuma ambos tipos de cigarros, empezó a fumar tabaco desde niño, y vape hace tres años cuando su hermano se lo recomendó, para que sintiera mejoras en su rendimiento físico que él mismo había detectado desde que lo empezó a usar. Desde entonces, Héctor ha notado cambios en su respiración; confiesa que constantemente sentía fatiga: “antes al caminar me bofeaba, ya he mejorado”.

Cuando la nicotina entra al cuerpo, produce en él un efecto estimulante y sedante: cambia los niveles de dopamina y noradrenalina del cerebro, lo cual mejora la concentración y el estado de ánimo: por eso, mucha gente encuentra reconfortante consumir esta sustancia, según la información proporcionada por VapeMex en su revista.

Dos cajetillas al día, se convirtieron en cinco cigarrillos a la semana, desde que Héctor encontró reconfortante fumar vape, con la mínima cantidad de nicotina. “Me bajó la ansiedad ver el humo, era por lo que fumaba”.

La absorción de la nicotina se inhala a través de las mucosas nasales, orales y respiratorias; llegando al cerebro, donde están los receptores, en aproximadamente siete segundos, actuando en el sistema nervioso. Esta relación inmediata entre la inhalación del humo y su efecto en el cerebro es uno de los factores más adictivos de la nicotina y contiene metales pesados. Además, los efectos dañinos a corto plazo, son la gripe, bronquitis, neumonías en porción baja.

Además de las mejoras en su salud, los fumadores de vape también notaron un beneficio económico. Héctor hizo una inversión considerable por la compra del equipo y el líquido; sin embargo, gasta menos dinero porque los líquidos le rinden más tiempo en comparación a las cajetillas, “de principio sí es una inversión considerable porque gastas 900 pesos de golpe (800 del vaporizador y 100 más de líquido), pero sí es más barato el vape porque la caja sale en $64, antes usaba dos cajetillas entonces gastaba $128 por día. Con el vaporizador ando gastando unos 100 a la semana».

Javier Bravo de 24 años, fumador desde hace 10, coincide en que es mucho más barato fumar vape una vez hecha la inversión en el equipo, “está caro comprar el equipo 500-1500 pesos y compró nicotina cada 15 días entonces, me sale mucho más barato que comprar cajetillas”.

Según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos en EU) calificó como seguros para el consumo humano la sustancias de glicerina vegetal y propilenglicol, que son los principales ingredientes para líquidos de vapeo.

Héctor dijo que inició fumando vape con un grado de nicotina de 12 y ahora de 3, el cual es el mínimo en los líquidos con nicotina, pero planea fumarlo sin nicotina: “Pienso dejarla, porque hay muchos líquidos buenos que no la usan y hay que aprovecharlos”.

La nicotina es un alcaloide, es decir, un compuesto químico. Se encuentra en muy pequeñas proporciones, en muchas cosas que consumimos como las papas, los tomates y la coliflor; generalmente se usa en los líquidos de vapeo, según información de VapeMex.

También hay personas que han probado el vape y que no lo recomiendan como sustituto al tabaco, diciendo que si tu adicción o dependencia es severa no te va a servir para dejar de fumar.

 

“Si no tienes una adicción severa, como la mía y si solamente es para traer algo en la mano o por nomás, puedes llenarla con agua del garrafón y estarías fumando puro vapor, y se te estaría quitando la ansiedad de fumar. Ya si tienes una dependencia como la mía con puro medicamento psiquiátrico y sesiones con el psicólogo” comenta Oswaldo Lupercio de 32 años, fumador de tabaco desde hace 17 años.

Oswaldo además dice que el problema es que el vape no satisface igual que un cigarro de tabaco: “aunque tenga nicotina, no te llena, como que algo le falta, no sé si es la adicción al alquitrán u otro contenido del cigarro que él electrónico nomás no, para pasar el rato en lugares donde no se puede fumar o en camiones esta bien, pero así para tenerlo como uso diario no lo recomiendo”.

Javier Bravo coincide en este punto, diciendo que él ha sentido más ganas de vapear porque no siente la misma satisfacción que con el cigarro de tabaco: “He sentido que tengo más ganas de fumar, me da más ansiedad el querer vapear más tiempo. No es como el cigarro que te fumas uno y te quedas más tranquilo y a la media hora vas por otro, te da más ansiedad por querer vapear más, como que no me deja satisfecho”.

A pesar de las diversas opiniones entre especialistas y consumidores, no existe información completa o investigaciones rigurosas sobre el uso del vape. Los especialistas y organismos no recomiendan esta práctica y las mayoría de los consumidores usan el vape para abandonar el tabaco, sin dejar de fumar, ya que, el uso de vape fortalece el hábito adictivo.

Los vapes, una nueva moda.

Desde su aparición en China, el vape, ha crecido de forma exponencial en todo el mundo. Según la BBC de 2011-2018 pasó de 6 millones a 41 millones de fumadores en el mundo, generando ganancias de más de 22,600 mdd.

El artículo 16,  fracción VI de la Ley General para el Control del Tabaco, que entró en vigor desde 2008, establece que está prohibido “comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco”, pero en la Zona Metropolitana de Guadalajara se comercializa de forma libre este producto.

Ante esta situación, en septiembre de 2019 la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios de Jalisco y la Secretaría de Salud, se han negado a repartir permisos sanitarios tras dar a conocer 530 casos de lesiones pulmonares en E.U por el uso de vape.

Venta de Vape

A partir del 19 de febrero de 2020 en el Diario Oficial de la Federación se decretó que quedará prohibida la importación de los vapes “como partes de las acciones del Gobierno de México para proteger la salud de los mexicanos”. La Secretaría de Salud ya tomó medidas para esta acción, siendo justificada porque el aerosol de los vapes con nicotina contiene más metales pesados que el cigarro de humo tradicional.

Al buscar tiendas de vape a través de Google Maps, aparecen 20 tiendas ubicadas en la ZMG, esto implicaría que se tendría que hacer la revisión a estas y/o su clausuración de acuerdo a lo mencionado de forma previa.

Fotoreportaje

Reportaje realizado por:
Dulce Figueroa Santana

Fátima Herrera Acuña

Sebastián Méndez Dorantes

Yohana Rodríguez Macías 



Laboratorio de Información

Asesora: Rosa Esther Juárez
Iván González Vega
Editor de 380GDL y profesor de Periodismo ITESO. Trabaja en medios de comunicación desde 1994.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *