Tras la idea del "cuerpo de verano" hay una serie de convenciones que se alimentan de la estigmatización de los cuerpos: hay que tener una figura en específico, con independencia de la genética, las preferencias o las necesidades de cada persona. Este problema de nuestra cultura no solo atañe a libertades y derechos individuales: también, claramente, a nuestra salud.

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO
Cuerpo de verano |
por Úrsula Sahagún

Úrsula Sahagún
aa720995@iteso.mx


Úrsula Sahagún
Realizadora audiovisual en formación. Apasionada del cuerpo y el arte. Bailo en mi cuarto todas las noches y hago collage. Instagram: @carnenpapel.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *