Más de dos millones de mexicanos recurren a plataformas pirata para ver espectáculos deportivos que se transmiten en servicios de suscripción o pago por evento. El asunto es un problema para las finanzas de las grandes empresas del deporte, pero ¿no se supone que el aficionado es la prioridad?

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO |
Deportes pirata | por Sebas Méndez

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *