Con las vacunas llegan dilemas nuevos para los mexicanos: ¿me quedo con la dosis que quizá le tocaba a alguien más, si mi intención es reducir el peligro para mis seres queridos? Preguntas como ésas nos obligan a explorar no solo nuestros límites éticos, sino también el modo en que emitimos juicios en tiempos tan difíciles como los de covid 19.

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO | Ética pandémica | por Natalia Luján

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *