Tras la destrucción de monumentos, el feminismo subraya también su vocación por dotar de nuevos significados a objetos intervenidos: la valla del Palacio Nacional, utilizada como pizarra para recordar las nombres de mujeres víctimas de violencia en México, es tan solo uno de sus más recientes ejemplos.

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO | Iconoclasia y feminismo | por Úrsula Sahagún

Úrsula Sahagún
aa720995@iteso.mx


Úrsula Sahagún
Realizadora audiovisual en formación. Apasionada del cuerpo y el arte. Bailo en mi cuarto todas las noches y hago collage. Instagram: @carnenpapel.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *