Hoy hablamos de ella porque está identificada como una posible secuela del coronavirus. Pero resulta que la disautonomía tiene mucho que decirnos: esta supuesta discapacidad exige que el paciente descanse y evite el estrés... o sea, que viva como todos deberíamos vivir

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO
Las lecciones de la disautonomía
por Majo Frías

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *