El caso del precandidato Félix Salgado Macedonio desafía el diálogo que los gobiernos mexicanos han abierto con las mujeres del país y, en particular, con los grupos feministas, que el 8M podrían identificar esta historia como una de sus denuncias más evidentes: un recordatorio para el presidente y su partido de que ese pacto va a caer.

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO |
Lo tiramos nosotras |
por Natalia Luján

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *