La desinformación se convirtió en una gran aliada de la pandemia, pero también en un obstáculo para que concibamos la comunicación pública como una oportunidad de entendernos; ¿qué sirve más: burlarse de quienes creen en remedios mágicos o generar información útil y confiable para todos?

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO
Salud y cadenitas
| por Majo Frías

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *