Con el inicio de la vacunación a los adultos mayores una discusión se centró en fustigar a quienes se quejaron de que hubiera que hacer filas para recibir la inyección. El debate podría ser otro: cómo logramos que los ancianos del país reciban mejor atención en estos casos. Pero, para eso, tendríamos que dejar el pleito atrás y centrarnos en diseñar servicios públicos de calidad.

En la Opinión deEscucho y Hablo

ESCUCHO Y HABLO | Vacunación y mejores servicios públicos | por Susana Ochoa

Susana Ochoa


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *