OTOÑO 2019Reportajes

«Familias Cercanas»: una alternativa a los orfanatos

Familias Cercanas: una alternativa a los orfanatos.

Mateo fue abandonado cuando era aún era un bebé. Pasó un tiempo bajo custodia del DIF, pero ahora Mateo tiene una nueva familia. Los Ochoa se hicieron cargo de él cuando tenía tres meses. Con los Ochoa, Mateo aprendió a caminar y a decirles “mamá” y “papá”, ahora él tiene poco más de un año y ellos se han encargado de ser como sus padres. Sin embargo, no lo son. Ni siquiera son sus padres adoptivos, los Ochoa son su familia de acogida, como parte del programa Familias Cercanas del DIF Zapopan.

Familias Cercanas es un programa del DIF Zapopan para disminuir la cantidad de niños en albergues y darles una familia. Con este programa a un niño, niña o adolescente (NNA) se le asigna a una familia de acogida que lo estará cuidando, en lo que su familia biológica trabaja para poder darle una vida digna a su hijo. El cuidado del niño o niña es temporal en lo que se ordena su situación jurídica o rehabilita su familia de origen.

Los niños que fueron retirados de su familia por el DIF Zapopan debido a problemas de violencia, drogadicción, pobreza extrema o situación de abandono son candidatos para ser acogidos por una “familia cercana”. En otras palabras cuando la supervivencia del niño peligra. En este caso, el DIF tiene la obligación de agotar todas las posibilidades de reintegrar al NNA a su familia de origen antes de erradicar la patria potestad.

“Nosotros como DIF estamos obligados a hacer una investigación con la familia de origen hasta la cuarta generación. Cuando se determine que ninguno de los familiares está en disposición (…), entonces comenzamos a hacer el trámite de liberación del niño para la adopción.” Dice Nora Torres, coordinadora de Familias Cercanas en Zapopan

Desde que inició el programa en 2007, 26 niños han sido acogidos por una familia en Zapopan, mientras que en ese mismo periodo de tiempo, el DIF registró 28 adopciones a escala nacional, según su portal de datos abiertos.

De los 26 niños que han sido acogidos por una familia, 7 han logrado reintegrarse a su familia biológica. El programa de reintegración es supervisado por un equipo de psicólogos, abogados y trabajadores sociales que verifican que la familia biológica asista a escuela de padres, a terapia y se haga un antidoping. Este equipo multidisciplinario determina si la familia biológica puede mantener contacto con el NNA mientras es cuidado por la familia de acogida. Sin embargo, hay casos como el de Mateo, donde no se sabe el paradero de su familia biológica.

La Ley de Acogida que permite el cuidado temporal de los NNA por familias voluntarias está vigente desde el 2016 a escala federal. Aun así, Zapopan es el único municipio en el estado que ha implementado el programa de Familias Cercanas. El programa incluye equipos multidisciplinarios que dan seguimiento a la adaptación de los niños y dan capacitación para las familias de acogida, según la abogada especializada en derecho familiar, Nohemí Guareña Reyes.

¿Quiénes pueden certificarse como Familias cercanas?

Mujeres y hombres solteros, parejas homoparentales o cónyuges pueden certificarse como familias de acogida. Para certificarse deben asistir a un curso impartido por el DIF Zapopan, contar con cartas de recomendación de familiares o amigos y aprobar las valoraciones psicológicas y económicas aplicadas por el equipo multidisciplinario del DIF. El proceso puede tardar de 3 a 6 meses en los que se generan convivencias entre el niño y la familia de acogida. En este proceso no se le otorga la custodia del niño, a diferencia del proceso de adopción.

¿Qué riesgos tiene el programa?

A pesar de todo, puede que el programa se preste para la violación de derechos humanos de los niños. Juan Manuel Estrada, defensor de derechos de los niños de la fundación FIND, comenta que se ha topado con programas de acogimiento y apadrinamiento, donde los niños que eran enviados a casas eran abusados.

Juan Manuel Estrada también explica que se ponen en peligro las relaciones afectivas del niño. Si un niño pasa mucho tiempo con una familia de acogida, es natural que genere un vínculo fuerte hacia ellos. Cuando existe la posibilidad de romper un vínculo afectivo, el niño siempre saldrá perdiendo.

Otro riesgo es el de ser reintegrado a una familia que todavía no está lista como el caso de Jorge Bachelli, un niño de tres años. Jorge se reintegró a su familia de origen, y después fue asesinado por su padrastro, cuenta Pedro Aguayo Adame integrante del colectivo COIDIJ, que está formado por siete organizaciones civiles enfocadas en los derechos de los niños.

¿Por qué existe el programa?

La cifra oficial de niños en albergues y situación de calle del 2019 en Jalisco era de 4 mil 600, pero Pedro Aguayo indica que conteos realizados por las organizaciones civiles han concluido que hay al menos 7 mil y aproximadamente 80 albergues, de los cuales sólo tres son supervisados por el estado.

El principal objetivo Familias cercanas es atender la falta de cupo en los albergues privados y la mínima vigilancia por parte del DIF que da lugar a todo tipo de abusos y violaciones a los derechos humanos de los niños niñas y adolescentes. Aunque el albergue sea ejemplar, hay necesidades afectivas que no pueden ser cubiertas en albergues donde hay 2 cuidadores por cada 10 niños.

“La primera vez que yo entré a un albergue me llamó la atención que muchos niños se acercaban a mí con una gran necesidad cariño, de atención. Me preguntaban qué si era el papá de alguno de ellos, o quería ser el papá. A un NNA lo cambian al menos 3 veces de albergue por lo que rompe vínculos afectivos importantes. Un programa de acogida bien llevado puede hacer la diferencia” cuenta Aguayo.

Video

Fotoreportaje

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *