Reportajes

Inédita, con afición e impredecible: por qué la final de la Liga femenil promete tanto

Por: Miriam Padilla

Los dos mejores equipos del torneo: el primero y el segundo lugar en la tabla de puntos de la fase regular, Tigres y Chivas, disputarán desde este lunes la séptima final de la Liga femenil del futbol mexicana.

Lo que veremos es la disputa por el campeonato entre dos conjuntos que no se habían enfrentado en la fase final y cuyas directivas han pretendido consolidar a los planteles, profesionalizarlos e impulsarlos para ser protagonistas constantes. Habrá duelo con ingredientes atractivos por parte de cada escuadra, con el añadido de que habrá afición en los estadios, que suele ser factor para ellas.

A continuación te contamos por qué esta final importa, lo que está en juego y cómo llegan los equipos a los partidos de ida y vuelta del 24 y 31 de mayo.

En principio tenemos el atractivo ingrediente de goleadoras estrella de la Liga, en ambos planteles, y de jugadoras destacadas a la ofensiva, acompañándolas. Por Tigres están las seleccionadas nacionales Stephany Mayor, Belén Cruz y Katty Martínez, en asociación con quienes también han sido convocadas para representar a México, Lizbeth Ovalle y María Sánchez. Por parte de Chivas está la segunda máxima goleadora del torneo y de ese equipo, Alicia Cervantes (17 tantos), también convocada nacional. Ella, Carolina Jaramillo y Joseline Montoya han liderado el poder ofensivo del Rebaño Sagrado.

Y tras romper la inercia de tres finales seguidas Tigres vs Rayadas, otra cuestión llamativa es ver cómo se desempeña Chivas en la fase final, pues desde el Torneo Apertura 2017 el club, en su rama femenil, no clasificaba a la última instancia. Fue en noviembre de 2017, su última llegada a las finales, cuando levantaron además el trofeo de campeonas.

Quienes jugaron minutos en la final de aquella vez, y que están en activo ahora, son la portera titular Blanca Félix, las medias Susan Bejarano, Victoria Acevedo y Michelle González (4’), la delantera Anette Vázquez y la defensa Miriam García. Por las rojiblancas también tienen experiencia en finales las referidas Alicia Cervantes y Carolina Jaramillo, con sus ex equipos Rayadas y Tigres.

Uno de los últimos duelos de Chivas fue el duelo ante las jugadoras de Atlas. Imagen: Chivas Femenil Facebook.

En el presente Guard1anes 2021, las jugadoras chivas y cuerpo técnico hicieron un torneo redondo y lograron manejar los partidos de Liguilla. El equipo “no tiene nada que perder y mucho que ganar”, de acuerdo con las declaraciones de Joseline Montoya, en conferencia de prensa previa al partido de ida del lunes 24 de mayo. La delantera destacó que la unión del equipo, la confianza al interior y el esfuerzo de cada compañera las ha llevado a donde están. En fase regular perdieron en su estadio, con marcador 4-3, ante Tigres, algo que también resaltó: fueron el único equipo que les metió más goles en el torneo. “En una de esas quedamos campeonas”, apuntó.

Veremos si Chivas muestra el orden, el manejo de los tiempos del partido, la táctica, los goles, el corazón… que tuvieron para detener el paso de sus rivales en Liguilla, Toluca y luego Atlas, y si eso, y lo que aporten, alcanza para ganarle a Tigres, que suele insistir al ataque y buscar el gol, con persistencia.

Lo cierto es que “callaron bocas”, como se dice en el argot futbolístico, ante las dudas manifestadas al comienzo del torneo, por personas externas a la escuadra (entre periodistas y seguidores del futbol femenil), sobre lo que podían lograr, una vez que salieron del plantel jugadoras importantes como las seleccionadas mexicanas Nicole Pérez, María Sánchez y Janelly Farías, más las destacadas Andrea Sánchez y Norma Palafox, que pesaban en el equipo.

Hicieron un torneo destacado para su historia. En fase regular, se colocaron como la mejor ofensiva, al anotar 44 goles, por 39 de Tigres. Registraron 11 victorias, tres empates y tres derrotas. En la Liguilla golearon 4-0, en marcador global, a Toluca, y derrotaron 2-1 a Atlas. La táctica fija fue importante y puede ser algo que puedan utilizar en los partidos de finales pues, de los seis goles de Liguilla, cinco se produjeron después de tiros de esquina o cobro por falta y uno después de un saque de banda, aunque los tres goles metidos a Tigres, en la jornada 17, no fueron marcados de esta manera.

Obtener la victoria significaría para Tigres su cuarto título, de seis finales disputadas, y una marca personal que se les ha negado dos veces: el bicampeonato. Dicho récord podría darse de la mano de jugadoras refuerzo, claves, que de por sí potencian a la escuadra felina, que tiene calidad en cada línea, y que también posee una banca con gol y talento. Hablamos de las provenientes de la Liga islandesa y experimentadas en Selección Mayor, Stephany Mayor y Bianca Sierra, así como de la jugadora con torneos en Estados Unidos María Sánchez.

Veremos si el director técnico Roberto Medina alinea de la misma manera que en los partidos de cuartos de final y semifinal, pues encontró resultados favorables con Lizbeth Ovalle, Sánchez, Mayor y Belén Cruz al frente (la variante: Katty Martínez, titular en un juego). Además de Liliana Mercado y Nancy Antonio en el medio campo y Bianca Sierra, Cristina Ferral, Greta Espinosa, Natalia Villareal y la portera Ofelia Solís, para defender su marco. Fueron la mejor defensiva en fase regular, al registrar solo 12 goles en su contra.

A Tigres solo le ganó un equipo en 17 partidos: Atlas (2-1); sumó 12 victorias y cuatro empates. Aunque, si en alguna línea se requiere reforzar/renovar, los seguidores de las felinas y del futbol femenil hablan de la posición de portera.

Las regiomontanas ante su afición. Imagen: Tigres Femenil Facebook.

Los resultados positivos obtenidos por esa alineación particular son un marcador global de 6-0 frente a las Águilas del América, en cuartos de final, y de 6-3 ante Rayadas. Esto, cuando la contundencia, dar con el gol, había hecho falta de manera intermitente y sobre todo en jornadas finales de la fase regular, un tema que incluso el técnico Medina mencionaba en las ruedas de prensa posteriores a los partidos.

En la Liguilla ha lucido su sello de equipo: individualidades de aplauso y juego de conjunto que gusta. También las caracteriza el buen trato del balón, el alto porcentaje de pases acertados en general, la mentalidad ganadora, una mayoría de jugadoras con procesos de Selección mexicana y que tienen al menos siete jugadoras con experiencia en ligas de Estados Unidos y Europa, por lo que han estado familiarizadas con la exigencia del alto rendimiento y la profesionalización del futbol femenil en general.

Aunque Tigres es el favorito aparentemente y ha mostrado autoridad en Liguilla, las jugadoras saben que no se pueden relajar y que, aunque leven un paso sin derrotas en la parte regular y Liguilla, pueden perder, como ocurrió en el Apertura 2018, cuando América las derrotó en las finales, en fase de penales, para quedarse con el título.

Chivas, por su parte, combina para esta final jugadoras de experiencia y jóvenes, goleadora y jugadoras destacadas, unión, disciplina y profesionalización forjada desde la directiva, las ganas de demostrarse y demostrar que pueden competir y ganar.

Más allá de que o Chivas o Tigres consigan el título para su historia y gloria particular, algunos de los interrogantes que pueden darse es quiénes están llegando a las finales y cómo es que lo han hecho. Cuál es la distancia futbolística entre unos y otros equipos de la Liga (son 18) para que, de siete finales, cuatro hayan sido Tigres vs Monterrey; tres las ganó Tigres y una Rayadas del Monterrey.

Atlas, Pachuca, Chivas, América y Pumas son los equipos que han sido constantes para llegar a la Liguilla y disputar el campeonato; sin embargo, solo Chivas y América han logrado un título cada uno y desde 2019 ya no disputaron finales.

En la rueda de prensa posterior a obtener el pase a las finales, el director técnico de Chivas, Édgar Mejía, expresó: “Es muy claro que Tigres viene haciendo bien las cosas desde hace muchos años. En algún momento, ahorita lo platicaba con el profesor Samayoa (DT de Atlas), independientemente de quién está en la final, un propósito que teníamos los dos era que la final no fuera regia”.

Las rojiblancas. Imagen: Chivas Femenil Facebook.

Periodistas que dan seguimiento a la Liga, invitadas al podcast El Café de la Mañana de Reforma, mencionaron como cuenta pendiente para este certamen, en su próxima edición, la mejora salarial y contractual de las jugadoras, al homologar los sueldos, por ejemplo, y colocar un sueldo mínimo decoroso; que las condiciones de traslado y estancia de cara a los partidos fuera de la ciudad sede sean apropiadas para todos los equipos; búsqueda de mayores patrocinios; darles su peso como Primera División que son, para otorgarles circunstancias que propicien el crecimiento; generar las condiciones para que se atienda la totalidad de lo que atraviesan las futbolistas, con perspectiva de género. Y finalmente que las transmisiones sean mejores, en cuanto a horarios y días, sobre todo en fases finales, así como una cobertura mediática justa, profesional y respetuosa, no sexista. Se trata de Alejandra Benítez, Adrianelly Hernández, Sofía Moreno, Marisol Ibarra y Marion Reimers.

Esto nos habla de que el piso no está parejo para todos los equipos, de que en unas directivas hay más apoyo a su plantel femenil que en otras, y esto finalmente se nota en los resultados, las estadísticas, los campeonatos registrados. Es un asunto complejo, con varias aristas.

Final inédita. En sí misma la final de este torneo es atractiva, por acabar con una racha de tres finales seguidas Tigres vs Rayadas del Monterrey y tener al frente a Chivas, un equipo que combina experiencia y juventud, y que también muestra unión y hambre de triunfo.

 

Alicia Cervantes y sus aliadas. Licha Cervantes, dorsal 24, fue la segunda máxima goleadora del torneo. Su asociación con Carolina Jaramillo y Joseline Montoya, y el desempeño de ellas, ha sido clave para concretar jugadas de gol.

Las jugadoras de Tigres. Imagen: Tigres Femenil Facebook.

La ofensiva de Tigres. Insisten frente al marco rival, con individualidades, pero sobre todo con juego de conjunto. Stephany Mayor y Belén Cruz son dos goleadoras destacadas en la Liguilla y en la Liga en general. La técnica que tienen luce y da espectáculo. A lo que juegan por las bandas María Sánchez y Lizbeth Ovalle tampoco quieres perdértelo.

 

La afición. La afición tigre es conocida por abonar a récords de asistencia en las fases finales de los torneos de la Liga femenil y por acudir con regularidad al estadio, para apoyar a sus “amazonas”. Por su parte, Chivas registró una asistencia de seguidores representativa en los juegos de semifinal, incluso en el estadio Jalisco, que en liguillas ha sido más bien la cancha de Atlas. Jugadoras de distintos equipos han reconocido que la afición pesa y juega un rol en lo emocional. Por la pandemia se había decidido jugar los partidos a puerta cerrada, desde el Torneo Guard1anes 2020, pero para la Liguilla del actual certamen, con medidas y porcentajes de asistencia establecidos por las autoridades sanitarias gubernamentales, se empezó a permitir el acceso de personas seguidoras.

Miriam Padilla
Periodista. Estudió Periodismo en la UDG y la Maestría en Comunicación de la Ciencia y la Cultura del ITESO. Es fan del futbol femenil.

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *