Uncategorized

“No nos queda más que confiar en que el paciente nos está diciendo la verdad”

Dra N., dentista, XX años

 

Guadalajara, Jalisco, 1 de marzo de 2021.- En el marco de una situación de salud pública tan grave como la pandemia por Covid 19, las incoherencias sobresalen todavía más; por ejemplo, que en el sector salud no fueran llamados a ponerse la vacuna todos los empleados considerados personal esencial. Lo lamenta en carne propia la dentista Dra. N (quien pidió mantenerse en el anonimato), a quien no la enlistaron para vacunarse, pese a estar expuesta todos los días al riesgo de un contagio.

Tras años de labor en hospitales, práctica privada y trabajo académico, esta especialista que trabaja en Guadalajara denuncia que “los dentistas no existimos para el sector salud”.

“El dentista, siendo la profesión de más riesgo por tener contacto directo, no está catalogado como personal de la salud. (El subsecretario de Salud Hugo) López-Gatell aseguró que tiene más riesgo un repartidor a domicilio que un dentista, porque ve a más personas al día”, explica la experimentada odontóloga.

La Dra. N dice que tiene una urgencia por conseguir la vacuna. “Conforme a mi grupo de edad, estoy registrada y a la deriva, esperando que me den fecha (…) Creo que estaré protegida antes, ya que, si me espero a que decidan vacunarnos como dentistas, probablemente me quede esperando más de lo necesario”.

La urgencia no solo pasa por el tiempo que ha pasado confinada, sino por el miedo a infectarse al no poder dejar de laborar por periodos de tiempo prolongado. “A nosotros, los que atendemos pacientes, no nos queda más que confiar en que el paciente nos está diciendo la verdad y esperamos que, ciertamente, no se encuentre enfermo y no nos estemos exponiendo”.

“Es lamentable que el gobierno no invierta de la misma manera para proteger a la población general; ellos deciden qué vacuna nos ponen y no tiene el mismo grado de protección que la que se aplicó a los médicos”, comenta la Dra. N con un poco de rencor. Sin embargo, no olvida el juramento hipocrático que realizó cuando se recibió como odontóloga: “Si pueden, pónganse la de Pfizer; y si no, pónganse la que toque. Algo de protección siempre es mejor que dejarlo a la suerte”.

Mariana González. Foto: cortesía.

1 Comment

  1. […] “No nos queda más que confiar en que el paciente nos está diciendo la verdad”. Dra N., dentista, XX años. […]

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *