Zara Snapp, más allá del activismo canábico La primera regla de Waffle House Lo mejor de actuar es “poder salirte de tu propia piel”: Andrés Almeida "Se siente muy bonito encajar con la imagen de algo que consideras bueno" En Tampico, los aliens sí existen 8M: “A las mujeres que hablamos de sexualidad se nos etiqueta de fáciles" Cubrebocas transparentes: rostros visibles y tecnología Andrea se fue de intercambio en la pandemia… y todo ha salido bien Ratifican la falta de compromiso en torno al cambio climático 8M: No hay límites para lo que quieras dedicarte Menos política y más estrategia ciudadana, la comunicación sobre Covid que necesita Jalisco Kopi Luwak: el café de caca de civeta Musicoterapia, una aliada del lenguaje emocional 8M: “Ambos géneros tenemos la capacidad de ser empáticos" 8M: “Creo que los hijos necesitan madres felices y no abnegadas y sacrificadas” Enfermar en soledad: jóvenes enfrentan la Covid 19 lejos de casa Día 2: piden calma a adultos mayores y afirman que sí hay vacunas Sufren larga jornada y desorden, pero cumplen con la vacunación 8M: “Terminas ayudando no solo al perro, sino a las personas involucradas” 8M: ¿Qué va a hacer, señor presidente? 8M: reescritura de cuerpo y territorio La Voz del Sur de Jalisco acatará sanciones, pero protesta por la decisión Ven precedente y oportunidad en sanción a periódico por violencia de género La industria de los conciertos se transforma después de la pandemia Anuncian apagones y piden a ciudadanos ahorrar energía La pandemia también complica los duelos y ritos fúnebres Entre “la jotería” y el tradicionalismo: la Guadalajara de los contrastes Florentino Jimón, el artista que no sabía lo grande que era El futbol tapatío en los tiempos del covid 19 Ocho artistas en el tren ligero de Guadalajara Medicamentos ilegales: cuando el gobierno obliga a comprar medicinas Mich pasa una tarde en medio de la marea verde ¿Mesa para dos? Tampico, la ciudad experta en encierros Sin polvo, coronavirus, ni hija Una psiquiatra en la locura El labial rojo mantiene viva a mi abuela Apá, y el alcohol que no lo deja llegar a la casa Ni el coronavirus impidió la boda Compras de pánico