En la Opinión deSobrenatural

SOBRENATURAL |
El manual espírita de Madero (1) | Carlos Rosas

Carlos Rosas
carlosfernando.rosas
@gmail.com

El manual espírita de Madero 

I. Evolución, revolución

Carlos Rosas 

 

Cuando Francisco Ignacio Madero González fue asesinado el 22 de febrero de 1913, siendo presidente de México, publicaba por entregas sus comentarios al Bhagavad Gita en la revista espiritista Helioslos artículos aparecían de forma anónima, firmados por un adepto”. Hasta el día de su muerte se habían publicado 12 artículos de igual número de capítulos, de los 18 que componen el Gita. 

Al desencarnar, Francisco Ignacio tenía 39 años, era masón y había ganado las primeras elecciones democráticas de México, en octubre de 1911, tras la renuncia de Porfirio Díaz al gobierno y el interinato de Francisco León de la Barra; su gestión inició el 6 de noviembre, durando apenas 15 meses. Enrique Krauze, en su libro Mexicanos eminentes, presenta una síntesis de lo que fue la presidencia del “apóstol de la democracia” y propone una explicación de su abrupta caída: 

Las razones, en definitiva, no hay que buscarlas en el desempeño político de Madero sino en el trágico encuentro de su actitud personal su misticismo de la libertad− con la actitud colectiva de la élite política mexicana en ese momento: su reverencia al poder personal absoluto, su miedo a la libertad.” 

La formación académica de Madero comenzó en el Colegio Jesuita de San José, en Saltillo, Coahuila. A los 13 años viajó a Baltimore, Estados Unidos, después a París, Francia, donde resid hasta 1892; cuando volvió a México tenía 19 años. Viajó de nuevo al país del norte para estudiar un año en Berkeley, California. A los 20, ya en Coahuila, se hizo cargo de una hacienda familiar en San Pedro de las Colonias. 

En Europa, Madero abrazó el espiritismo y nunca más lo abandonó, por el contrario, trabajó en sí mismo hasta lograr la mediumnidad escribiente y se volvió un promotor incansable de la “doctrina”, organizando y apoyando círculos, también revistas, intercambiando publicaciones. 

En 1908 Francisco Ignacio escribió La sucesión presidencial en 1910, libro decisivo en su acción pública y en el devenir político de México. Los comunicados espíritas que recibió en los meses de preparación y escritura, desde agosto y hasta noviembre del mismo año, no dejan duda del apoyo de las entidades a la empresa transformadoraLa obra se publicó en las primeras semanas de 1909 y se agotó de inmediato, obligando a un nuevo tiraje. En el apéndice agregado a la segunda edición, Madero escribe: 

En menos de tres meses se agotó la primera edición de esta obra; nos satisface vivamente, por ser ese hecho una demostración de la entusiasta acogida que han tenido en el público las ideas por nosotros emitidas. 

También se incluía la carta enviada por Madero a Díaz cuando le hizo llegar un ejemplar de la primera tirada, además de algunos comentarios del momento sobre Ramón Corral y los generales Bernardo Reyes y Félix Díaz. 

Meses después, en agosto, Madero termina su Manual espíritapublicado con el seudónimo de Bhima, un formidable guerrero del Bhagavad Gita y el Mahabhárata. Y lo ofrenda a sus mentores del más allá: 

“El autor dedica este modesto trabajo a los nobles y grandes espíritus que lo han sacado de las tinieblas de la ignorancia, han abierto ante sus ojos esplendorosos y vastos horizontes; y han hecho que su corazón, antes frío por el egoísmo, palpite ante las miserias de la humanidad.” 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *