En la Opinión deSobrenatural

SOBRENATURAL | La luz detrás de Sherlock Holmes | por Carlos Rosas

Carlos Rosas
carlosfernando.rosas
@gmail.com

Arthur Conan Doyle y Harry Houdini fueron enemigos solo después de una relación afable que terminó por una sesión espiritista en la que el escapista se sintió engañado. Días después no hubo golpes pero sí encono. A la postre, Houdini logró desenmascarar a muchos timadores que se hacían pasar por médiums en espectáculos de mesas parlantes. No fue extraño que incluso conociera al jesuita mexicano Carlos María de Heredia y forjaran alianza en una cruzada contra los embaucadores, cada uno con una motivación distinta pero, a final de cuentas, con el mismo propósito: purgar al mundo de los estafadores y la nueva doctrina.

Para Arthur Conan Doyle, por el contrario, la certeza espírita lo fue abarcando todo, llegando a presidir la Alianza Espiritista de Londres y el Colegio Británico de Ciencia Psíquica, además de ser nombrado presidente honorario de la Federación Espiritista Internacional.

Hay cierta habladuría que afirma la conversión espírita de Conan Doyle tras la muerte de Kingsley, su segundo hijo, en 1918, pero la realidad es otra. Algunas décadas antes el creador de Sherlock Holmes se había dado a la experimentación con el más allá; de esto ofreció su testimonio en Light: a journal of psychical, occult, and mystical research, donde narra el suceso que le dio la certeza tras ingentes experiencias de fracaso. En una carta al editor de la revista, publicada el 2 de julio de 1887 y titulada “Un mensaje de prueba” (A test message), Conan Doyle escribió:

“Permítanme concluir exhortando a cualquier otro investigador a no desesperar nunca de recibir un testimonio personal, sino a perseverar a través de una serie de fracasos hasta que finalmente le llegue la convicción. Merece éxito por su paciencia y seriedad, y lo obtendrá. Sobre todo, ténganse en cuenta que los fenómenos son solo un medio para un fin, sin ningún valor en sí mismos, y simplemente útiles para darnos la seguridad de una existencia posterior para la que debemos prepararnos refinando nuestros groseros sentimientos animales y cultivando nuestros elevados, nobles impulsos”.

La Librería Psíquica (The psychic bookshop) fue uno de los grandes empeños de Conan Doyle para dar difusión al espiritismo, funcionando no solo para la venta de libros, sino también como biblioteca, museo y editorial. Inaugurada en febrero de 1925, tuvo domicilio en el centro de Londres, en el número 2 de Victoria Street.

En junio de 1926, Casell & Co. (Londres) y George H. Doran (Nueva York) publicaron La historia del espiritismo (The history of spiritualism), obra en dos volúmenes del prolijo escritor y caballero del Imperio Británico, Sir Arthur Conan Doyle, con la colaboración y asistencia de W. Leslie Curnow. En el capítulo IV (El episodio de Hydesville), se alerta al lector, a los “experimentadores” en particular, de guiarse por el sentido común en todas las pruebas que la Providencia les depare y agrega:

“El mismo autor temió que su fe fuera debilitada por las decepciones, hasta que se le ofrecieron pruebas para contrarrestarlas y para convencerle de que si la inteligencia puede permitirse toda clase de bromas y excentricidades mientras reside en el cuerpo humano, de la misma manera las inteligencias liberadas de su envoltura corpórea pueden también recurrir a todo género de mixtificaciones”.

Es absolutamente recomendable visitar The Arthur Conan Doyle Encyclopedia, de donde se tomaron dos de las ilustraciones para este artículo y otras referencias.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *